MINECRAFT EDU: APLICACIÓN A LA PRÁCTICA DOCENTE

Minecraft Edcu

Minecraft Edcu

El objetivo del juego

Si, como nosotros, gastabas los ahorros de tu hucha cuando eras pequeño jugando a videojuegos  como Space Invaders, Arkanoid, y el famoso Pacman, te habrás dado cuenta de que la evolución de la oferta de este mercado desde nuestros tiempos hasta la actualidad resulta abrumadora.

Zombies descontrolados que amenazan con destruir la ciudad, ejércitos de tanques donde la estrategia prima sobre la famosa velocidad de disparo del dedo índice – elemento determinante en los clásicos –, y otros juegos donde se busca la integración dentro de un poderoso clan más que la habilidad del personaje en sí, abordan el mundo virtual haciendo las delicias de los jóvenes (y no tan jóvenes) que dedican su tiempo a este tipo de actividad.

En este contexto encontramos MINECRAFT, un juego de construcción – de tipo mundo abierto -que permite al jugador explorar, crear, interactuar y modificar el entorno que le rodea.

Existen dos diferencias fundamentales entre Minecraft y el resto de videojuegos que lo hacen único, y que constituyen las dos líneas principales de orientación hacia el campo educativo:

  • El objetivo: no existe ningún objetivo o meta establecida previamente; lo establece el propio jugador, en función de su creatividad (y en el caso que nos ocupa, de los parámetros que indique el docente). No se trata de destruir enemigos, llegar hasta el siguiente nivel arrebatando este derecho a un monstruo que lo defiende ni quedar primero en ninguna competición. El objetivo es personal e intransferible, y depende exclusivamente del autor, como si de una obra pictórica se tratase.
  • El entorno gráfico: se compone de construcciones formadas por bloques. A simple vista resulta muy simple, incluso para jugar desde edades muy tempranas. Sin embargo, la potencia de creación de estos bloques es, sencillamente, ilimitada. En este juego es posible desde construir un simple huerto hasta recrear cualquiera de las maravillas del mundo como la Torre Eiffel. O si eres de los llamados ‘friquis’, puedes atreverte con la fortaleza de Minas Tirith de El Señor de los Anillos o el Castillo de Hogwarts de Harry Potter.

Además, Minecraft proporciona la posibilidad de conectarse on-line con otros jugadores, favoreciendo así un entorno colaborativo.

Si no has probado nunca a perderte entre sus bloques, probablemente no te hayamos convencido de sus bondades, pero te dejamos un dato: en apenas tres años desde su aparición en el mercado, Minecraft ya se había convertido en el videojuego más vendido de la historia con más de 42 millones de unidades vendidas, por encima de grandes lanzamientos como GTA, Call of Duty o The Sims. En cuanto a los usuarios, no se trata de un público mayoritariamente infantil o juvenil, sino que la edad promedio se sitúa entre 28 y 29 años, según pudimos conocer gracias a un  completo reportaje en el prestigioso diario norteamericano New York Times. Además, un 40% de sus activos son mujeres.

Minecraft portadaEste éxito sin precedentes no ha pasado desapercibido para Microsoft.

Así, la empresa creadora del videojuego Minecraft, la sueca Mojang, anunciaba el año pasado que había sido adquirida por el gigante tecnológico en 2.500 millones de dólares. El objetivo de la compra no era puramente lucrativo, sino que obedece a un nuevo cambio de dirección en la línea argumental del juego.

Hace algunos meses, aparecía en el mercado una nueva versión del juego: “MINECRAFT EDU.

Aprender jugando con Minecraft Edu : La Competencia Minecraft”

Con este añadido “EDU”, Microsoft pretende dar un paso más allá al posicionarse en el ámbito educativo: trasladar de lleno la gamificación al aula trabajando cualquier tipo de contenidos a través de Minecraft como una herramienta más.

El entorno del juego admite dos modalidades:

Supervivencia: los recursos son ilimitados, el personaje depende de lo que vaya consiguiendo por sí mismo. Puede sufrir daño y necesita comer y descansar. Tiene la posibilidad de crear objetos complejos a partir de otros más sencillos (mesa de creación), y está en riesgo de ser atacado por animales y otras criaturas, como zombies.

Creativo: Los recursos son Ilimitados, dispone de multitud de objetos sin límite de uso. No puede sufrir daño, ni necesita comer para subsistir. Además, tiene la capacidad de volar.

Ahora vuelve a leer el párrafo anterior, y compáralo con la vida diaria.

En el modo supervivencia, el alumno está aprendiendo a gestionar unos recursos limitados para conseguir herramientas y bienes que le aportarán una mayor utilidad o satisfacción. ¿Te suena de algo? Es lo que hacemos cada día: trabajo, tiempo de ocio, gestión de nuestra economía, vivienda, coche, etc… Seguramente sea atacado y sufra daños, pero aprenderá a salir adelante y a protegerse para que no suceda lo mismo la próxima vez. De esta forma, el alumno está desarrollando la “Competencia de interacción con el mundo físico, ya que está administrando unos recursos escasos en beneficio de proyectos futuros. Además, está potenciando la “Autonomía e iniciativa personal, otra de las competencias básicas que se trabajan a diario en el ámbito educativo.

En el modo creativo, sus recursos son infinitos; adquiere el poder de cambiar todo lo que le ‘rodea’ en su mundo virtual. En este caso, además de la iniciativa, la “Competencia cultural y artística se dispara hasta límites que ni siquiera el propio alumno ha previsto con anterioridad, puesto que cada vez que consiga un objetivo él mismo ampliará la meta planificada a un nivel superior.

En definitiva, la Competencia Minecraft supone un desarrollo de habilidades en el usuario de Minecraft que, más allá del simple juego, servirán de entrenamiento para futura aplicación de las destrezas adquiridas en su vida diaria.

Minecraft hachaPor poneros un ejemplo, en el modo creativo, para conseguir un hacha son necesarios dos palos y tres fragmentos de madera de roble, que situaremos en nuestra mesa de crafteo para convertirlos en dicha herramienta.

Por tanto, si queremos utilizar el hacha para talar árboles a mayor velocidad, primero tendremos que encontrar los otros dos recursos primarios, y después estar dispuestos a sacrificarlos para así mejorar nuestra calidad “de vida” (o en este caso de juego).

Aplicación en el aula: Una práctica docente

Antes que nada, una advertencia.

Tened en cuenta que vais a enseñar a vuestros alumnos a utilizar Minecraft como recurso educativo. En ningún caso podéis pretender enseñarles “cómo funciona el juego”, puesto que en esto nos llevan bastantes ‘horas de vuelo’ de ventaja.

Aprendí la lección al segundo día de trabajar en clase, cuando traté de enseñarles a jugar en modo colaborativo.

Antes de poder terminar la explicación, ellos ya habían encontrado la manera; y algunos se coordinaron para tenderme una trampa: construyeron rápidamente un poblado donde antes no había nada, y al acercarme a investigar, mi personaje accionó una trampa secreta de un portal que me envió irremisiblemente al inframundo. Dicho así, parece un diálogo más de un foro de videojuegos que una experiencia docente, pero pensadlo un momento: estáis en su terreno, y debéis actuar de forma coherente a esta idea.

En esto debemos ser como un entrenador de fútbol: no pretendamos jugar mejor que los ‘cracks’ de nuestro equipo. Simplemente intentemos dirigir sus habilidades en la dirección adecuada. Esta dirección, la que nos interesa a nosotros, es la pedagógica; y en eso sí que nadie puede ganarnos. Nosotros somos los expertos en pedagogía, y ellos en Minecraft. Por eso es importante que, antes de dirigirnos a los ordenadores, hayamos preparado brevemente una justificación teórica de la actividad.

Minecraft huertoSi queremos probar con los más pequeños, podemos empezar a introducir Minecraft en clase simplemente fabricando un huerto. Para ello debemos seguir pasos muy “reales”: primero tenemos que hacer un agujero en la tierra, después rellenarlo con arena, conseguir una hoz para arar el campo, plantar las semillas de la planta deseada, colocar agua en los bordes que linden con nuestro cultivo y, por último, asegurarnos de poner una cerca para que no vengan los animales y se coman nuestra plantación. Nuevamente, una práctica de la vida real llevada al videojuego, pero el mensaje de fondo es que el alumno debe responsabilizarse de cada uno de los pasos si quiere que su proyecto de agricultura se desarrolle con éxito.

MInecraft pizarrasA partir de ahí, podemos introducir dos nuevas variables en el juego: las pizarras y los NPC’s. En las primeras, los alumnos pueden realizar anotaciones, y escribir cualquier tipo de texto. Un detalle importante: la aplicación no permite “pegar”, con lo que el jugador está obligado a escribir todo de forma manual. Evitamos así los famosos “corta-pega” donde los niños buscan atajos al aprendizaje utilizando un párrafo sin leer ni una sola palabra en la mayoría de los casos. De esta forma, podemos pedir que consulten información sobre la planta que han escogido, y que utilicen cualquier tipo de pizarra (ya sea esta misma, un mural algo más grande o una pequeña estaca si queremos destacar detalles concretos) para añadir riqueza de información al diseño que han elaborado.

Respecto a los NPC’s, son figuras “humanas” que tienen la propiedad de poder respondernos al acercarnos a ellos con un texto, o enlazarnos a un contenido externo como una página web. Podrían ser una especie de ‘colaboradores’, que ellos mismos tienen que configurar poniéndose en el lugar del docente para que puedan proporcionar ayuda a un jugador que se adentra en ese mundo por primera vez. Por supuesto, cualquiera de estos trabajos podrían ser tan evaluables como el tradicional examen o cualquier otra actividad como una exposición oral, una presentación con diapositivas, etc…

De la misma forma que Minecraft no tiene fronteras para los alumnos, tampoco hay ninguna limitación para nosotros como docentes, pudiendo trabajar cualquier contenido. Geometría y proporcionalidad en matemáticas, recreación de un pasaje de El Quijote como actividad de lengua y literatura, construcción de instrumentos musicales acompañados de su clasificación en una pizarra en clase de música, construcción de monumentos o edificaciones para actividades artísticas o de dibujo técnico, etc… Te dejamos algunas sugerencias para sigas profundizando si te apetece :

Más de 35.000 alumnos han entrado ya en Minecraft Edu, y estamos seguros de que, en cuanto lo pruebes, desearás que llegue ese momento en clase donde propongas una actividad y los alumnos estén ansiosos por empezarla, y deseando que no termine nunca esa sesión donde han aprendido contenidos nuevos disfrutando de lo lindo, jugando, creando y, en definitiva, divirtiéndose.

CARLOS RODRÍGUEZ-SOLANO ARCHIDONA


AUTOR

Carlos Rodríguez-Solano es coordinador TIC del colegio Gredos San Diego El Escorial
Email : c.rodriguezsolano@gsd.coop 


 

Curso Robotica para profesores

0 Comentarios

Contesta

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?